Blog

26
Apr

COMIENZA EL FESTIVAL DE MÁLAGA

Studio Indie Capital Partners. Marga Borreguero

FMCE-0566-1202

El próximo 22 de abril y hasta el 1 de mayo comienza su andadura uno de los festivales de cine más emblemáticos de nuestro país: el Festival de Málaga. Hace ya dos meses que las redes sociales nos van dando cuenta de sus novedades para esta Decimonovena edición de un evento que comenzó en el año 1998 y que se celebra con carácter anual. Con la explosión de la primavera y la llegada del buen tiempo a la siempre maravillosa ciudad de Málaga da comienzo un festival que siempre ha luchado por un objetivo primordial, la promoción de la cinematografía de nuestro país, y en el que se proyectan los estrenos más relevantes de nuestro cine.

Málaga, todo un referente turístico, abre las puertas durante estas fechas al mundo del cine, y se deja querer por profesionales del audiovisual que encuentran en su programa espacios para la promoción y exhibición de sus trabajos y la adquisición de todo tipo de formatos documentales y de ficción audiovisual. La habilidad en este caso, es que toda la ciudad se implica en las diferentes actividades de cada edición, y el Festival se traslada a escenarios emblemáticos como son el Teatro Cervantes, donde se lleva a cabo la Sección Oficial, el Teatro Echegaray, el Museo Picasso, el Hotel Málaga Palacio y la Universidad de Málaga, entre otros. En la edición del año pasado se mencionaron por parte de la organización más de 300 actividades en 100 espacios diferentes de la ciudad con un programa que comenzaba cuatro semanas antes de las fechas estrictas del Festival. En cada contexto se desarrollan las diferentes secciones del evento cinematográfico: largometrajes, cortos, documentales, clases magistrales e incluso fiestas, mesas redondas, exposiciones y entregas de premios. Se trata de un programa ambicioso en el que todo el cine en sus diferentes formatos encuentra su lugar. Cualquier evento de este tipo adquiere historia y renombre año tras año y consigue fomentar la identidad turística de la ciudad, posicionándola no sólo como un destino de sol, sino también como un referente cultural muy potente en el que el cine, por su capacidad de atracción, la convierte durante unos días en el objetivo de muchos medios de comunicación. Existe otra dimensión no menos importante, el número de visitas y turistas se multiplica durante estas fechas, y el retorno económico es muy potente para la ciudad; hostelería, servicios, transportes se benefician del Festival, también se producen consecuencias económicas indirectas como mayor empleo, comunicación, repercusión, participantes y promoción. El balance siempre es positivo, el Festival es rentable desde todos los puntos de vista y contextos. El año pasado la organización calculó el beneficio económico del festival para la ciudad y las cifras eran tan favorables como que, por cada euro invertido, se había producido un retorno de 21.4 euros.

Como cualquier otro festival de cine existe un espacio y lugar para encuentros dedicados a la adquisición de series y películas y que se desarrolla en paralelo a las fechas estrictamente de concurso. Estos espacios son, entre otros; Mercadoc, dedicado a los documentales, la TV Market que se centra en ficción y animación, o Málaga Screenings, especializado en largometrajes. Todos ellos crecen cada año en asistentes y volumen de negocio y son referentes para el mercado nacional y extranjero de lengua hispana.

Curiosidades del Festival de Málaga

La Biznaga de Oro.

En todo gran evento cinematográfico como es el caso de un Festival, se plantean distintas secciones que se corresponden con diferentes premios intentando abarcar todos los formatos y roles profesionales del mundo del cine. El más importante es el de la Biznaga de Oro, un galardón que conlleva una considerable cifra económica (60.000 €), y que premia al mejor largo y la mejor dirección. Diseñar un premio implica darle un nombre, una apariencia, un valor físico y simbólico, y es en el contexto más próximo donde encuentran su significado e identidad. En este caso la biznaga representa la silueta de la flor más característica de la ciudad de Málaga. Las biznagas no son una flor en realidad, sino ramilletes de jazmines que se ensartan en una especie de cardo formando una figura circular y que resultan muy conocidos porque gracias a su aroma repelen a los mosquitos en verano y son objeto de venta ambulante.

Premio “Eloy de la Iglesia”

Existen premios de carácter honorífico como el “Málaga Sur” y el “Biznaga de Oro·, que rinden homenaje a un actor o actriz española por trayectoria y éxito, el premio “Retrospectiva Málaga hoy”, dedicado a un profesional del cine por su recorrido y currículum, y también el “Ricardo Franco”, que es un reconocimiento a los perfiles técnicos (montadores, directores de fotografía, cámaras…) del cine. Para los realizadores más atrevidos, diferentes y alternativos, existe también un premio singular, que apadrina la osadía artística bajo el nombre “Eloy de la Iglesia”. Este director, fallecido en el 2006, que algunos recordarán por películas como El Pico, está considerado como uno de los referentes del cine español por su obra disidente, transgresora y provocadora en la que retrató el mundo marginal de los años 80. Su nombre apadrina el reconocimiento al cine más personal y arriesgado cada año.

Afirmando los derechos de la mujer

Esta categoría de premio fue creada y promocionada desde el Festival y el Ayuntamiento de Málaga desde el año 2008 siendo esta su 9ª edición. Mabel Lozano, documentalista, y el Área de Igualdad de Oportunidades idearon este premio buscando reivindicar dos grandes temas: informar de las injusticias que todavía en este siglo siguen sufriendo las mujeres por el mero hecho de ser mujeres, y fomentar y apoyar el trabajo cinematográfico creado por el género femenino. En las bases del certamen se explica que se aceptarán obras en las que se reflejen contextos de discriminación hacia la mujer, se reivindique igualdad de oportunidades e iniciativas hacia la igualdad de género, y que cuenten en sus equipos con profesionales femeninos. En el actual contexto cinematográfico, el discurso de la igualdad está totalmente de actualidad. Y no nos referimos a la arenga que Patricia Arquette lanzó en la ceremonia de los Oscar del 2015 reivindicando la diferencia de salarios, sino a las cifras que afirman que sólo el 4,6% de las películas estrenadas en el 2014 fueron dirigidas por mujeres, o que únicamente el 12% de las 100 películas más taquilleras han sido protagonizadas por actrices, y otros informes por parte del Centro de Estudios de las Mujeres en el Cine y la Televisión que prueban que la industria del cine sigue siendo sexista y discriminatoria en lo que se refiere a género, raza y salario. Un tema que merece ser objeto de debate y de otro futuro artículo por nuestra parte.

Gastroweekend. Cocina de Festival.

“Eres lo que comes” y “Cocinando en el Fin del Mundo”, estos son dos espacios que el Festival ofrecerá en su decimonovena edición y que conjugan cine y literatura con gastronomía y cocina. Combinar ambos escenarios y crear una categoría dentro de la programación, es todo un homenaje a una nueva forma de entender y divulgar la cocina como espacio de identidad, como experiencia visual y de aprendizaje, y como reclamo ante la sociedad que cada vez se interesa más por este tema. Incorporar en su programa un espacio de gastronomía y cine, es todo un acierto por parte de los organizadores y marca sus diferencias con otros festivales. En este certamen habrá un necesario homenaje a la comida cervantina por la celebración de los 400 años de El Quijote, y un documental sobre la cocina gallega y sus nuevos chefs entre otras actividades.

Por último existe otro festival de Málaga, no tan mediático, pero no menos importante, y que se celebra en noviembre. Se trata de Fancine o el Festival de Cine Fantástico de la Universidad de Málaga, una muestra dedicada al cine de género fantástico, de ciencia ficción, terror y misterio. Un festival que se va haciendo hueco cada año entre los certámenes que se dedican a este género fantástico y que tiene como característica única que el organizador es una universidad pública. Pero eso será en noviembre.

El cartel de actividades y nominados este año 2016 es espectacular, por no hablar de actores y presentadores, galas y fiestas, alfombras rojas y entregas de premios. Serán más de siete días de fiesta del cine español. Nos vemos en Málaga.

Puedes descarte este artículo aquí.MUNDOCINE. STUDIOINDIE CAPITAL PARTNERS 22 ABRIL

26
Apr

VAMOS A PROMOCIONAR UNA PELÍCULA III

LAS HERRAMIENTAS DE PROMOCIÓN APLICADAS AL MUNDO DE LA FICCIÓN AUDIOVISUAL.

Marga Borreguero. Studio Indie Capital Partners.

festivales efe

Tercera parte del artículo sobre promoción en cine y televisión. Seguimos analizando y enumerando herramientas específicas del mundo del cine y de la televisión, con el objetivo de transmitir la importancia que la estrategia promocional tiene para el mundo de la ficción.

STREET MARKETING:

Se trata de campañas de guerrilla. como las llaman los publicitarios, cuando en realidad se trata de nuevos soportes de la publicidad exterior. La promoción de la película sale a la calle e invade escenarios públicos en los que recuerda al espectador el estreno a través de contenidos emblemáticos de la película o serie interactuando con la rutina y vida social de una ciudad. Su poder es la sorpresa, originalidad, creatividad y oportunidad a la hora de comunicarse con el público. Plazas, calles, cielo, fachadas, paisajes…, y todo aquel soporte que sea susceptible de contratación, acogen auténticas esculturas urbanas sobre la película o serie.

MERCHANDISING:

Toda película o serie genera un conjunto de productos corporativos que resultan atractivos para los seguidores y fans de una película o serie. Muñecos, mochilas, camisetas, gorras, tazas de desayuno, por enumerar algunos… son ejemplos de todos los productos que pueden surgir a propósito de un estreno y/o un personaje. No hay límite. Como en todo evento, la dinámica es ofrecer los derechos a los diferentes fabricantes y son ellos los que deciden si se obtiene rentabilidad con la fabricación de estos productos corporativos. Cualquier fenómeno de masas, no sólo el cine, también el deporte o la música, por poner otros ejemplos, utiliza el merchandising como elemento adicional de promoción y fuente de ingresos. Siendo el cine un contenido puramente emocional por el fenómeno fan que despierta, incluso seguidores y coleccionistas, encuentra en esta salida un evidente retorno de inversión.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Cuando se trata de promocionar una película o serie, sus protagonistas se ven abocados a llevar a cabo un periplo de entrevistas y ruedas de prensa conforme a un itinerario de estrenos en diferentes países. Se trata de una dinámica obligada: viajes, fiestas, alfombras rojas, encuentros con los fans…, en cada uno de los destinos de estreno. Este circuito promocional se organiza desde la productora y forma parte de la necesidad de promocionar la película en cada mercado, especialmente si se trata de una gran producción. De forma más modesta, cualquier obra de ficción contrata campañas de relaciones públicas donde se atiende a la prensa especializada y medios de comunicación, especialmente críticos y sector, con información constante sobre la película. La vida noticiable en cine y televisión es además muy larga; hay un antes como proyecto, hay un durante en cuanto a producción y noticias de rodaje, hay un estreno, y hay un resultado en taquilla. En todos estos momentos se trabaja la promoción en formatos de notas de prensa, ruedas de prensa, entrevistas y campañas de mail marketing a medios de comunicación.

Sin ofender a medios de comunicación especializados y generales, que siempre se han hecho eco del cine como elemento de la cultura de masas, al igual que en la industria de la música o la moda, se busca en gran medida impactar a toda esa serie de bloggers y medios alternativos dedicados a la televisión y el cine por su alta calidad de contenidos, conocimientos del sector y capacidad de influencia. Esta última palabra es clave, los influencers, no necesariamente periodistas, son interlocutores con gran capacidad de persuasión en el mundo audiovisual; sus opiniones, críticas y recomendaciones se demandan desde este sector igual que el de una buena crítica.

En otro orden siempre ha habido prensa escrita, especializada o no, programas de radio y de televisión, que son grandes escaparates de actualidad cinematográfica, a los que se mantiene informado de forma permanente. Mencionar que todavía se compra espacio publicitario en las páginas de prensa, en la sección de cartelera, cultura y espectáculos, buscando la afinidad y el impacto al público.

FESTIVALES:

En todo sector existen ferias o festivales de referencia. En el caso del cine y por su carácter como producto de masas, los festivales forman parte del plan de promoción y a ellos se acude con la voluntad de estrenar o presentar la película. La potencia promocional de este escenario y su repercusión, así como lo estrategia que supone estrenar y acudir a uno u otro festival son tan extensos, que serán objeto de un futuro artículo de Studio Indie Capital Partners y Mundocine.

REDES SOCIALES:

Existen gran cantidad de redes sociales en la actualidad y no hay ningún producto que escape a la posibilidad de dialogar permanente con el usuario. El cine ha sabido aprovechar esta estrategia: hablamos de Twitter, de Facebook, de Google+, de Instagram, de Youtube, de Linkedin, de Pinterest, por mencionar las más conocidas. Las redes sociales generan ideas, opiniones, alimentan expectativas, crean comunidad y alimentan el fenómeno fan, además de multiplicar la promoción gracias a su viralidad. Esta inmediatez nos obliga a generar muchos contenidos específicos para redes porque se quedan obsoletos de forma muy rápida, es lo que los expertos han definido como marketing de contenidos y que obliga a ofrecer elementos atractivos, de interés, emocionales, viralizables y compatibles con el perfil del público. Se definen hashtags, se crean perfiles, se escriben posts, y se dialoga con los usuarios de forma permanente. Hay películas con más de diez millones de fans en redes desde el principio, esos seguidores serán probablemente futuros espectadores y recomendadores a terceros. Si los tenemos previos al estreno estamos ya calibrando beneficios y taquilla.

TELEVISIÓN:

Que la televisión realice promoción del cine y series es lógico, ambos son los medios audiovisuales por excelencia con códigos similares, pero es que además las cadenas de televisión se involucran como productoras en muchas películas, (la Ley de Comunicación Audiovisual de 2010 obliga a las televisiones a invertir un porcentaje de sus ingresos en cine español y europeo) y por ello les dedican espacio promocional y apoyo. Estas formas de promoción trascienden el anuncio convencional, que aún se mantiene en grandes producciones, y adquiere formatos como cortinillas, avances, autopromociones, making off… en franjas televisivas de alta cobertura y audiencia que les garantizan alto impacto y conocimiento del público. Estos espacios privilegiados de promoción, serían excesivamente caros e inalcanzables para las productoras si no existiese un vínculo inicial y contractual con la cadena de televisión. Ambos medios de comunicación se apoyan porque ambos están dentro del mismo proyecto económico y cultural.

EVENTOS:

Al margen del propio estreno, que es en sí mismo un evento con mucho poder de convocatoria, el mundo del cine genera un conjunto de celebraciones características, especialmente alimentadas por el fenómeno fan. Podríamos hablar de congresos, reuniones, recreaciones, flash mobs, que alimentan a la comunidad de seguidores y le dan la oportunidad de encontrarse, intercambiar experiencias y vivir más allá la historia ficcional. En otro orden, también podríamos hablar de homenajes, lecturas de guión, pases para críticos, mucho más formales y minoritarios, pero que forman parte del universo del cine y la ficción no ya como entretenimiento de masas, sino en su aspecto más artístico y cultural.

Hasta aquí el recorrido por las herramientas promocionales características del mundo del cine. Es probable que nos hayamos olvidado alguna, y seguro que hay más fruto de las estrategias e ideas de las productoras. Este mundo va muy rápido.

Cualquier estrategia promocional no sólo se nutre de un conjunto de profesionales que saben lo que hacen, sino que como en la publicidad, la creatividad y la oportunidad son valores añadidos con los que obtener mejores resultados. Cuando no existe presupuesto de promoción, el ingenio tiene que surgir como solución para alcanzar objetivos. Una conclusión que se desprende de este artículo es que la promoción no es sólo característica de la ficción de masas con grandes presupuestos, sino que también las películas o proyectos de cine modestos pueden recurrir a herramientas promocionales y buscar elementos innovadores con los que alcanzar objetivos de éxito. La promoción es estrategia, y en este sentido, adaptada, coherente e identificada con perfiles de público, voluntad de sus creadores y objetivos.

Puedes descarte este artículo aquí.MUNDOCINE. STUDIOINDIE CAPITAL PARTNERS 25 ABRIL

18
Apr

VAMOS A PROMOCIONAR UNA PELÍCULA II

LAS HERRAMIENTAS PROMOCIONALES APLICADAS A LA FICCIÓN AUDIOVISUAL

charles chaplin

Marga Borreguero. Studio Indie.

Este artículo forma parte de un especial dedicado a la promoción cinematográfica y ficcional. En su primera parte se mencionó y desarrolló la importancia de considerar una potente estrategia de promoción en el sector del cine por parte de creadores y productores. En esta segunda parte se enumeran herramientas específicas y comúnmente usadas para la promoción de películas y series de ficción, desde aquellas que son características de la industria del cine, a las que forman parte de cualquier producto de masas.

TRAILER:

Avance o sinopsis de la trama de una película o capítulo de serie. Curioso término cuando en realidad lo que significaba originalmente era vagón o remolque, y la razón reside en que estas piezas se ponían en las salas de cine al final de la película. Hoy este tema resulta impensable, y los trailers se colocan previos a la exhibición para obligar al visionado y no perder futuro público, al margen de su colocación en otros contextos.

El tráiler se realiza por parte de la productora o distribuidora de la película con la intención de generar expectativa en el público y ese es su uso fundamental, para ello se escogen las escenas más relevantes y se organizan con una secuencia narrativa que no suele ser cronológica y que busca no desvelar la historia pero ofrecer un paquete atractivo. Sobre este tema existe toda una línea de opinión de espectadores que se quejan, bien porque el tráiler está muy bien hecho y genera expectativas que luego la película no cumple, bien porque deja ver demasiado de la trama, bien porque se bombardea demasiado al espectador… Hay todo tipo de opiniones en este sentido, así como estilos de tráiler para cada género, los que fomentan la intriga, los que se centran en los actores y el rodaje, los interactivos y que funcionan como un microsite para que el usuario experimente y obtenga información adicional…

Si hace unos años el tráiler se posicionaba en salas de cine o televisión en exclusiva, con la llegada de la revolución digital el tráiler ha cambiado radicalmente. En primer lugar suelen hacerse varias versiones con diferentes contenidos y duraciones que se van lanzando conforme a la estrategia, en segundo lugar se almacenan y distribuyen en plataformas de vídeo que nos permiten visionarlo más de una vez, y en tercer lugar y tal vez lo más importante, el tráiler se viraliza, reenvía, es objeto de me gustas y adquiere una vida mucho más longeva.

Podríamos afirmar que el tráiler se ha alejado de su espacio original, la sala de cine o la televisión, para consumirse de forma individual, doméstica y en multiplataforma ganando en vida y permanencia para el público.

WEB:

La web de la película nace con mucha antelación a la fecha de estreno, desde el momento en el que el proyecto es una realidad está prevista su plataforma web como eje fundamental de la estrategia de promoción. La web es un escaparate de contenidos constantes, que se actualiza a menudo y que genera tráfico y visitas de futuros espectadores y agentes del sector. La película o serie permite gran cantidad de recursos interactivos en los que el futuro espectador va conociendo los entresijos, avances, opiniones, entrevistas, material audiovisual, y novedades de todos los participantes. Si bien no todas las películas generan tanto tráfico, las grandes producciones y sagas del estilo de Star Wars, prometen y estimulan a sus seguidores con información y experiencias constantes. Aunque pudiera parecer que se agotan con el estreno, no es cierto, porque la vida de la web dura mucho más allá de la fecha de exhibición. Un tipo de contenido con gran poder de atracción, aunque no sea apropiado para todo tipo de contenidos, son los advergaming, juegos on line, con escenarios, desarrollos y personajes derivados de la historia, en la que se ofrece al usuario una experiencia más y la entrada al universo ficcional de la película o serie.

Cualquier herramienta on line debe considerar que el consumo de sus contenidos es multipantalla (ordenador, tablet, móvil), por lo que debe ser compatible, y en este sentido, desde cualquier escenario de consulta por parte del usuario, en su entorno doméstico, en su tiempo libre, en el trabajo, y por lo general, en solitario.

CARTEL:

El cartel de la película, aunque pudiera parecer agotado como recurso promocional, sigue siendo una de las herramientas estratégicas en la promoción cinematográfica, y es la referencia visual más potente de una película. El cartel podría equipararse a la portada de un libro, un recurso que debe suscitar expectativas, ser atractivo, prometer, y referir la información más importante del equipo y la historia. Aunque apenas exista en formato papel, existe en formato digital, y no sólo una versión, sino varias, incluso es objeto de votación y diseño por parte del público. Hay carteles que son auténticos objetos de culto y obras maestras por su estética y diseño, pero con este nuevo escenario digital los elementos de un cartel se han reducido a lo esencial para centrarse en la potencia de las imágenes. Los expertos hablan del teaser poster, es decir, un soporte gráfico con muy pocos contenidos y apenas texto, pero que gracias a la cultura audiovisual del receptor y de sus plataformas de edición, permite al espectador buscar y ampliar información a través de sus recursos interactivos. También los motion posters, carteles soporte de contenidos, que trascienden la información básica del cartel y con los que los usuarios adquieren más información que un cartel convencional y además viven una experiencia personal. También son tendencia los carteles de reparto, en el que con el mismo formato aparecen diferentes personajes/actores de la película, o los carteles basados en el logo de la película, muy típicos de una saga o marca cinematográfica, en el que se busca la potencia del branding, del nombre, cargando en la referencia visual (lobby posters).

Puede que alguien se acuerde de aquellos cartones/fotogramas de escenas clave de la película que se colocaban en los cines y que ahora son historia (lobby cards en inglés). El papel ha pasado página y son ahora las pantallas digitales y los trailers los que inundan las salas de cine para captar la atención de los públicos. La imagen sigue siendo esencial, pero dinamizada y viva, en vez de estática. Desde aquí mencionar la importancia de aquellos profesionales que cuando no existían las herramientas gráficas actuales, se dedicaban a “pintar” los grandes cartones de cartelera. Un oficio de maestros que hoy ya es impensable en nuestro mundo actual.

Para amantes del diseño existe una iniciativa de los distribuidores, Mondo, en el que se realizan carteles alternativos sin referencia a las imágenes y derechos de la productora, que adquieren un status especial y diferente y reivindican el antiguo papel de los carteles de estreno.

DIARIOS DE RODAJE/VIDEOBLOGS:

Los diarios de rodaje son pequeñas píldoras de vídeo en los que las participantes, actores, directores de una película o serie, hablan sobre el día a día, refieren novedades, explican puntos clave de la trama, opinan y participan…La principal importancia de estos diarios de rodaje es su poder viral y la capacidad de crear comunidad. Colgadas en plataformas como youtube o en la propia web, y por supuesto en redes sociales, estas pequeñas dosis de información generan una cultura de participación que fomenta el fenómeno fan y nos permiten a los espectadores descubrir novedades e información extra sobre la película o serie. En este caso el poder de lo audiovisual frente al de la letra escrita, provoca mucho interés y consulta en el público.

DOSSIER DEL PROYECTO:

El dossier es una herramienta característica de la producción de la película o serie, y en este sentido, previa al proyecto. Como nos indicaba Mark Albela, productor de Studio Indie en un artículo anterior, este dossier ha de ser muy visual y centrarse en los aspectos más importantes: sinopsis de la historia, currículum del director, actores y equipo técnico, localizaciones previstas, partners y colaboradores, plan de rodaje y financiación…El dossier es una herramienta promocional imprescindible para los inicios de la película y realizar campañas de e mail marketing a prensa, críticos, influencers …

VÍDEOS/ CARTELES FAKE:

Estos archivos de vídeo o digitales falsificados han pasado de ser campañas subversivas en su origen a una herramienta más del conjunto promocional. A los seguidores les resulta atractivo este canal alternativo de promoción, especialmente al público joven. Es como si las empresas de cine se hubiesen adueñado de la antipropaganda, o la contrapublicidad, que antes se realizaban a modo de crítica y se lanzaban por canales no convencionales, para incorporarlo a la estrategia normal de promoción y dejarlo crecer por las redes sociales. En algunos casos la propia web facilita al usuario la aplicación para poder realizar este tipo de contenidos y ayudar a la viralización.

En el próximo y último artículo seguiremos enumerando herramientas de promoción.

Puedes descargarte este artículo aquí:

MUNDOCINE.STUDIOINDIE CAPITAL PARTNERS. 18-04

11
Apr

VAMOS A PROMOCIONAR UNA PELÍCULA I

VAMOS A PROMOCIONAR UNA PELÍCULA I. LA PROMOCIÓN APLICADA AL MUNDO DE LA FICCIÓN AUDIOVISUAL.

promoción audiovisual

Marga Borreguero. Studio Indie,

En esta ocasión y a lo largo de las dos semanas siguientes, vamos a introducir al lector en los entresijos de la promoción de una película o serie de ficción, un auténtico desafío imprescindible para suscitar el interés de los públicos y futuros espectadores, medios de comunicación y sociedad en general. En esta primera parte se incluye una reflexión sobre la importancia de la promoción en el mundo de la ficción de cine y televisión, y en la segunda parte se enumeran una serie de herramientas clásicas y actuales que están vinculadas al mundo de los estrenos.

La industria del cine y la televisión ha entendido desde sus inicios que la promoción es coyuntural e indispensable para generar expectativas sobre la película y atraer al espectador a las salas de cine o cualquier otro escenario. Salas de cine y televisión son además, plataformas promocionales ideales para la promoción de productos y empresas por su alta cobertura e impacto en la sociedad. Podemos afirmar que una película o contenido de ficción es similar a muchos otros productos del mercado que necesitan de la publicidad para su éxito y que, en este sentido, necesitan de potentes campañas de comunicación equiparables al lanzamiento de un nuevo modelo de coche o cualquier otro producto de masas. También es cierto que el cine tiene sus reglas y necesidades en lo que a promoción se refiere, y esto es lo que vamos a intentar reflejar en este artículo.

Si entendemos la ficción cinematográfica como un proceso creativo en el que existe una idea original que se va articulando y haciendo realidad, entendemos también su proceso promocional. Existe un guión inicial que implica suscitar interés como el germen de una futura obra de ficción, una necesidad de captar inversores, de atraer la atención de productoras y agentes, de convencer a futuros e hipotéticos actores, de organizar rodajes y atraer talento…, una fase de preproducción en la que la película encuentra su camino, y en la que es imprescindible entender las claves de la promoción en esta etapa inicial. El convencimiento y participación de los agentes que participan en un rodaje implica necesariamente llevar a cabo la presentación de un proyecto atractivo en el que es necesario un dossier muy elaborado y visual en el que se destacan factores como: qué actores están implicados, quién es el director, la sinopsis de la historia, la solvencia de los productores y la financiación entre otras claves. Todo ello se ha conseguido con un elaborado plan de comunicación en el que la promoción se entiende como el fruto de encuentros interpersonales y en este sentido, de la capacidad de persuasión de los promotores y la potencia del proyecto.

Superada esta fase y teniendo en cuenta la necesidad de encontrar inversores y financiación, en la definición del presupuesto deberíamos incluir una partida para la promoción. Aunque esto supone un esfuerzo económico extra para muchos creadores, en las grandes producciones cinematográficas se considera imprescindible tenerlo en cuenta, y proporcionalmente así debería ser en películas de menor presupuesto. Las grandes superproducciones contemplan partidas económicas que alcanzan algunas veces hasta el 40% del presupuesto y que entienden esta inversión como necesaria desde el primer momento. Y esta idea anterior resulta clave; la inversión en publicidad y promoción no es un gasto obligado, sino una inversión imprescindible que implica entender que el cine no sólo es arte, sino que a veces nace con la necesidad de ser entretenimiento, y rentable.

Una vez que el proyecto se hace realidad comienza una estrategia comunicativa que implica considerar dentro de su plan de comunicación no sólo a los medios convencionales, que antes eran las principales vías promocionales de la película, sino que es necesaria una estrategia global 2.0, en el que los medios digitales se consideran el eje del plan de comunicación. La revolución digital obliga a que un proyecto cinematográfico entienda desde su inicio la necesidad de una web de la película y la utilización masiva de redes sociales. Esto no implica que los medios convencionales no se utilicen; publicidad gráfica, televisión, prensa especializada, publicidad exterior… son recursos que siguen teniendo su momento y su razón de ser, pero la interactividad y la viralidad que nos permite Internet ha cambiado todo el panorama audiovisual. La película o serie nace y con ella nace su página web, su página en facebook, y su diálogo permanente a través de redes. Se trata de llevar a cabo una explotación exhaustiva del antes, durante y después del rodaje: declaraciones de los protagonistas, tomas falsas, concursos, votación de carteles, cuadernos de rodaje…, elementos de diálogo con un conjunto de seguidores que nos permiten redireccionar estrategias, obtener información y tomar decisiones en favor de la promoción de la película. El objetivo es conseguir expectación, viralidad, ruido, y provocar que, en el momento de su estreno en salas, la película obtenga un éxito de taquilla o el eco de crítica y público.

En otro orden está la propia película o serie como objeto de promoción. De todos es conocido que existe una estrategia que busca obtener la mayor aceptación del público y acertar con las expectativas de éxito organizando pases específicos para perfiles de edad y género. Estas pruebas buscan optimizar la taquilla y la rentabilidad, y a veces tienen protagonismo en la propia definición de los contenidos. Se busca el final más aceptado, el guión más apropiado, el impacto de determinadas secuencias, y en función del resultado, saber de antemano lo que el público prefiere para seguir una serie o acudir al cine. No es una práctica de la que presumir ante la crítica ni el público excepto si admitimos desde el primer momento que se busca el éxito y la rentabilidad. Para muchos guionistas, especialmente de televisión y series, el conocer las reacciones del público sobre el guión, y por supuesto las audiencias, les permite introducir cambios y descubrir nuevas tramas o historias con las que alcanzar el éxito esperado. Y es en este aspecto donde más ha cambiado la estrategia de promoción, si antes se planificaba la acción promocional de espaldas al público o al estreno, en estos momentos las redes sociales son una guía permanente e interactiva que nos guía en el diseño del plan de promoción.

En las dos partes que acompañan a este artículo vamos a enumerar un conjunto de materiales promocionales y herramientas que hoy acompañan a toda estrategia promocional y que son específicas del mercado audiovisual. Hablaremos en el próximo número de campañas multicanal; off line, (medios convencionales) y on line (medios digitales), de herramientas características del cine y la televisión, que son en sí mismos plataformas excelentes para promocionar productos por su carácter audiovisual y su alta cobertura. Por lo general, las estrategias on line son más económicas y ágiles para películas con menor presupuesto, pero lo ideal es entender la combinación de ambas y decidir desde el primer momento el presupuesto que se va a destinar a la campaña de promoción.

Puedes descargarte este artículo aquí.

MUNDOCINE. STUDIOINDIE CAPITAL PARTNERS 11 ABRIL

 

 

 

 

4
Apr

EL PRODUCTOR DE CINE

La ceremonia de los Oscars 2016 ha tenido lugar hace relativamente poco y ya ha sido objeto de un artículo por parte de esta colaboración MUNDOCINE entre Studio Indie Capital Partners y El Día de Tenerife. En ese mismo artículo se barajaba la tesis sobre la relación existente entre las audiencias alcanzadas por el espectáculo televisivo y el box office o taquilla de las películas nominadas. También se lanzaba la pregunta sobre qué Oscar es el más importante, cuál es el que premia realmente a la película en su conjunto.

Mark Albela

Vamos a remitirnos a la enciclopedia más universal, la Wikipedia, y citar textualmente: El Óscar a la mejor película es uno de los premios de mérito otorgados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos a los productores de un largometraje. Es la categoría más importante de los Óscar, pues premia la sumatoria de los esfuerzos en producción, dirección, actuación, escritura y otros aspectos desplegados en la creación de una película. Consecuentemente, esta categoría es la última en revelarse en cada ceremonia de premios. Puede afirmarse por tanto que cuando un largometraje gana un Oscar a la mejor película, este es el premio a la producción y a sus productores. Así pues, la figura del productor es la que acapara gran parte de la responsabilidad en un proyecto cinematográfico y por ello se premia toda su labor. Teniendo en cuenta la reflexión anterior, en este nuevo artículo buscamos analizar la figura del productor y aclarar cuál es su papel e importancia en el éxito de una película.

¿Qué representa la figura del productor dentro de una película y cuáles son sus funciones?, ¿qué perfil profesional tiene?.

La elección de un buen productor dentro de un proyecto cinematográfico es vital para su éxito y para alcanzar los objetivos implícitos a dicho proyecto. Un productor es responsable del conjunto de la película, y, en este sentido, capaz de conseguir financiación y canalizar el interés de los inversores, pero a su vez: asumir responsabilidades en lo que refiere a su calidad artística, analizar el guión, decidir sobre los aspectos técnicos, contemplar la elección de un director y un reparto de actores y definir un plan de trabajo, entre otras muchas tareas. Hay “matrimonios” inquebrantables y duraderos entre productor y director como es el caso de Steven Spielberg y sus productores Kathleen Kennedy (que ahora está al frente de Lucasfilm) y Frank Marshall para la saga de Indiana Jones, porque es mucha la responsabilidad que asume y se necesita confianza mutua.

Si buscásemos la definición de productor en cualquier diccionario, esta sólo haría referencia a aquella persona responsable de un proyecto o producto final. Cuando se trata de un productor de cine este término adquiere un sentido que va más allá de esta acepción, porque tener la responsabilidad total de una película supone tomar decisiones en todas las áreas de trabajo y etapas, desde su origen como proyecto hasta su éxito o fracaso futuro. En estas tareas existen colaboradores y equipos que se reparten funciones y cometidos; por ejemplo la figura del productor delegado, persona que coordina a todos los participantes de la película; la del productor ejecutivo que busca financiadores, toma decisiones en el día a día, y también el director de producción, que responde de los plazos de rodaje, del presupuesto… pero lo cierto, es que la colaboración de todas estas personas depende de si existen recursos suficientes para contratar un gran equipo, lo que no suele ser habitual. La mayoría de los proyectos en cine son películas modestas e independientes, donde el productor tiene que asumir todas las tareas anteriores, lo que le convierte en un auténtico hombre orquesta. No sólo tiene una gran carga de trabajo, sino que entre sus aptitudes profesionales debe hacer gala de dotes para las finanzas, la dirección de equipos, el marketing, la promoción, y la gestión de recursos, entre otras capacidades. Consultadas diferentes opiniones de profesionales del cine sobre qué cualidades personales destacarían en el oficio de productor, todos coinciden en dos facetas muy importantes: sentido creativo y conocimientos financieros. Porque si bien en la industria del cine existen muchos perfiles profesionales de tipo técnico que resuelven cuestiones concretas, la figura del productor empapa la película y le da personalidad al proyecto tanto como su director o sus intérpretes.

Hablamos con Mark Albela, productor en Babieka, desde 1994. Babieka es una productora española con una dilatada experiencia en producciones internacionales y uno de los partners de Studio Indie. Esta productora se dedica a la comercialización, desarrollo. producción y financiación de proyectos de cine y televisión. Mark es uno de los productores más importantes de nuestro país, miembro de la Spanish Academy of Arts and Sciences y responsable de producciones internacionales en España tales como “Tomorrowland”, “Exodus: Dioses y Reyes”, “El Dictador”, “Los fantasmas de Goya”, “Sahara” o “El Reino de los Cielos” entre otras muchas. En estos momentos tiene varias películas en cartera, dos de ellas en post producción, “The Promise”, y “Nameless” y proyectos cerrados para el 2017. Sus más de veinte años de experiencia como productor le avalan para responder a nuestras preguntas. Estas son sus respuestas:

  1. ¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES DE UN PRODUCTOR?

Si tuviese que explicar cada una de las funciones podríamos hablar durante horas. Básicamente la función del productor es gestionar y controlar el desarrollo y realización de un proyecto, desde la financiación y estructuración de un proyecto, hasta la toma de decisiones creativas junto a los Head of department. Todo esto tanto en la etapa de producción como posteriormente en la postproducción. Incluso cuando la obra ha sido finalizada, el productor sigue teniendo esa responsabilidad sobre la obra y su comercialización.

  1. ¿CON QUÉ RECURSOS Y HERRAMIENTAS TRABAJA?

Lo más importante para que una película salga adelante es el equipo humano que forma la producción. Es cierto que tenemos que tener en cuenta los recursos técnicos, como pueden ser los equipos con los que trabajamos o las telecomunicaciones, pero para que estos den los resultados correctos es necesario que las personas que están detrás tengan las aptitudes adecuadas así como una actitud positiva para que el proyecto tenga el resultado esperado.

  1. ¿QUÉ APTITUTES PROFESIONALES Y PERSONALES DEBER TENER?

En cuanto a las aptitudes profesionales, éstas las vas adquiriendo con la experiencia. A pesar de ello cuando te enfrentas a un proyecto es vital la anticipación, y poder prever los imprevistos que puedan ocurrir de manera que podamos tener soluciones. Del mismo modo es importante ser analítico y metódico para la toma de decisiones que tenemos que abordar en el día a día.

En cuanto a las personales, debe ser una persona arrolladora y vital que sepa transmitir la idea que se quiere llevar a cabo.

  1. ¿CÓMO ARTICULA UN PROYECTO UN PRODUCTOR?

En primer lugar es necesario que tengamos la financiación necesaria para poder empezar con la producción del proyecto. Cuando iniciamos una producción hay muchas cosas que tenemos que tener en cuenta y para ello hacemos la elección de los jefes de equipo. Con ellos empezamos a tomar decisiones sobre cómo se van a desarrollar las cosas y ellos empiezan a montar sus equipos. Una vez con los equipos formados nuestra función en controlar siempre todo lo que vayan haciendo.

  1. ¿CÓMO LO PRESENTA Y LO CONVIERTE EN UN PROYECTO INTERESANTE PARA LOS INVERSORES?

A la hora de presentar un proyecto lo más importante es tener claro qué es lo que queremos hacer y a raíz de ahí preparar toda la documentación. A la hora de prepararla es muy importante que sea muy visual para que quien este leyendo ese dossier quiera seguir leyendo.

Además, para que esto funcione es fundamental conocer el mercado en el que nos movemos y ver la viabilidad que tiene nuestro proyecto en él.

De todo lo anterior podemos destacar y concluir que la figura del productor no contempla sólo la responsabilidad del proyecto, sino que lo apadrina, lo hace suyo y le confiere alma e identidad. Tal vez entendamos ahora el porqué el Oscar a la mejor película es un reconocimiento que sólo el productor puede recibir.

Puedes descargar este artículo aquí.

MUNDOCINE. STUDIONDIE CAPITAL PARTNERS 4 ABRIL 2016

 

28
Mar

TENERIFE FILM COMISSION

El siguiente artículo corresponde a la segunda parte de un reportaje que Studio Indie Capital Partners publicó en su apartado MUNDOCINE el 21 de marzo de 2016 en El Día, cuyo tema fundamental era describir las funciones de una Film Commission de cara a la promoción de la industria audiovisual y a la captación de rodajes para un territorio o ciudad.

Madrid-Presentación Productoras-010414 04 Madrid-Presentación Productoras-010414 09 Madrid-Presentación Productoras-010414 12

Studio Indie Capital Partners es miembro de la Tenerife Film Commission desde comienzos de este año 2016 y participa de todo su plan de acción promocional, así como comparte sus objetivos fundamentales y estrategias para conseguir que Tenerife sea un referente fundamental en la producción nacional y extranjera. Desde nuestra apertura de oficinas en Tenerife la pertenencia a la TFC se ha entendido como una decisión obligada, no sólo por los servicios que ofrece a sus asociados, sino porque queremos formar parte de la comunidad audiovisual en las Islas y sentirnos parte de ella.

En esta ocasión contamos con la colaboración de Carlos Alonso, Presidente del Cabildo de Tenerife, que responde a nuestras preguntas sobre la Tenerife Film Commission: sus objetivos, su importancia para los profesionales de la zona, y sus acciones de futuro.

 

  1. Ventajas y servicios que aporta la Tenerife Film Commission.

Tenerife Film Commission (TFC) se creó en el año 2000 para fomentar la producción audiovisual en la Isla, tanto de productoras locales como de las nacionales o extranjeras, y promocionar Tenerife como lugar de rodaje. Es por esta clara motivación promocional por lo que la Tenerife Film Commission es un departamento de Turismo de Tenerife, sociedad dependiente del Cabildo Insular.

La empresa canaria que opera en el sector audiovisual encuentra en la TFC una organización que le ofrece una batería de servicios y una presencia internacional con la mejor de las garantías. Además, dado que en la Film Commission existen asociados que operan en toda la cadena de valor de la industria (hoteles, coches de alquiler, empresas productoras, catering, actores o despachos jurídicos y fiscales), se crea una interesante red de colaboración entre ellas que les permite acceder a servicios profesionales de alto valor añadido.

  1. ¿Qué acciones y actividades de futuro se plantean desde la Tenerife Film Commission?

Toda la promoción que el Cabildo de Tenerife realiza para atraer rodajes de todo tipo se basan en tres argumentos. Por un lado, la variedad de localizaciones ya que Tenerife, a pesar de su reducida extensión, presenta una sorprendente conjunción de ecosistemas, paisajes y microclimas que hacen de ella un lugar único para llevar a cabo todo tipo de producciones cinematográficas, publicitarias y fotográficas. 3.000 horas de luz al año y un clima suave hacen posible la realización de rodajes en exteriores durante los 365 días del año. Por eso es una de las localizaciones más destacadas de Europa.

De otro lado, está la calidad de la industria local. Tenerife cuentan con un amplio tejido empresarial dedicado a la producción audiovisual dotado de las más avanzadas tecnologías y los mejores profesionales para apoyar y dar servicios a producciones de cualquier magnitud. De esta forma, esta industria puede dar servicios profesionales para todo tipo de producciones.

Además, y gracias al Régimen Económico Fiscal de Canarias, existen unos potentes incentivos que pueden llegar hasta el 35 % de deducción para el caso de una producción extranjera o el 40 % para una producción nacional o coproducción.

En el propio destino, la TFC  facilita a las productoras y empresas del sector cualquier tipo de rodaje en nuestra Isla a través  del asesoramiento personalizado y profesional, una completa posibilidad de localizaciones, la gestión de los permisos así como la posibilidad de contratación de otros servicios adicionales.

En cuanto a la promoción exterior, el Cabildo quiere redoblar los esfuerzos para dar a conocer en el exterior las bondades de venir a rodar a Tenerife tanto en ferias especializadas como en presentaciones más específicas.

3- ¿Cómo se plantea la TFE la promoción de Tenerife como escenario de rodaje?

Además de nuestras líneas de trabajo esenciales, que ya he comentado anteriormente, queremos intensificar nuestro esfuerzo de promoción exterior a través de la plataforma Why Tenerife?, dedicada a atraer inversión a nuestra Isla. Con esta colaboración, tendremos más y mejor presencia internacional para dar a conocer las bondades de rodar en Tenerife.

Y, por otro lado, desde finales del año pasado se ha puesto en marcha una estrategia regional para dar a conocer los incentivos fiscales de Canarias, baja una marca única. Este acuerdo de las cinco Film Commission, con la colaboración del Gobierno de Canarias, el Consorcio ZEC y el Clúster Audiovisual de Canarias, posibilita acudir a las principales citas internacionales bajo un paraguas único.

Puedes descargarte esta noticia en el siguiente enlace

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITAL PARTNERS 28 MARZO

 

 

25
Mar

¿QUÉ ES UNA FILM COMMISSION?

tenerife-logo-negro

Una Film Commision es una entidad, generalmente sin ánimo de lucro y vinculada a la administración local y sus oficinas de turismo, que tiene como objetivo fundamental la captación de rodajes (películas, televisión, publicidad…), para la zona en la que opera. Estas entidades nacen con la voluntad de desarrollar la industria audiovisual de su entorno así como a sus profesionales, además de proporcionar información específica a los productores sobre los recursos y características de la zona que representa. Con este catálogo de recursos buscan facilitar la elección del destino como escenario de rodaje para potenciales productores y empresas del audiovisual.

No todas las Films Commission tienen áreas de actuación equivalentes, existen entidades vinculadas a una ciudad, generalmente denominadas film office, y otras, de mayor envergadura, que trabajan para un país o una región y/o autonomía. En todos los casos trabajan para promover la elección del destino y conseguir traer producción audiovisual. La razón es evidente, una gran producción internacional, consigue atraer riqueza, no sólo por el beneficio económico que pueda suponer, sino también por los puestos de trabajo que crea, el volumen de negocio que permite, la contratación de empresas y profesionales vinculadas a producción (transporte, catering, localizaciones, decorados, equipos…), y no menos importante, la promoción indirecta que supone del propio destino.

Las Films Commission son un modelo internacionalmente aceptado e imitado en todos los países que pretenden captar producción audiovisual y también en aquellos destinos que suelen ser objeto de rodajes, bien por sus recursos históricos, bien por su identidad cultural. Son ellas las que realizan, en colaboración con agentes del sector, la promoción de la marca país en ferias del audiovisual, canalizando los esfuerzos de todos las empresas y profesionales que están asociadas a sus servicios. En España existe la SPAIN FILM COMMISSION, que cuenta en estos momentos con 22 miembros, tanto comunidades autónomas como Ayuntamientos y que además es miembro de la EUROPEAN FILM COMMISSION NETWORK, una red a nivel europeo. A nivel internacional, existe la Association of Film Commissioners International, que agrupa a más de 300 miembros a nivel mundial, con gran presencia de entidades españolas. Nuestro país ofrece un escenario promocional “SHOOTING IN SPAIN”, que presenta todas las ventajas y recursos para ser escenario de rodajes de todo tipo. Gracias a nuestra diversidad cultural, variedad de paisajes y localizaciones, buen clima, grandes profesionales y empresas en el sector del cine, hemos sido escenario de grandes películas desde hace muchos años.

La razón de ser de estas entidades se articula en base a unos servicios claros que dan apoyo “profesional, logístico, administrativo, de gerencia o empresarial, a las productoras y empresas del sector, pero además llevan a cabo informes, participan en foros de debate, canalizan y coordinan la labor de varias instituciones que pertenecen al audiovisual, y facilitan la gestión de autorizaciones, licencias y permisos para rodar en un territorio determinado.

En Canarias todas las islas han creado su propia film commission y en todos los casos en dependencia de la Administración local, probablemente con la intención de aprovechar el régimen fiscal que ofrecen las Islas y la especial identidad de sus paisajes y recursos naturales. De todas ellas, Gran Canaria, La Palma, Lanzarote y Tenerife, pertenecen además a la Spain Film Commission, demostrando así la necesidad de trascender nuestras fronteras y estar presente en la promoción internacional como opción de futuro y generadora de beneficios.

La Comunidad Autónoma de Canarias se promociona por primera vez con una marca única como destino de rodaje de producciones cinematográficas, una iniciativa del Gobierno de Canarias para coordinar las actuaciones que desarrollan los cabildos insulares y los agentes privados. “Canary Island Film” es el nombre de la marca promocional, que fue presentada por primera vez en el festival internacional de cine alemán Berlinale y del que Studio Indie Capital Partners ya dio cuenta en un artículo anterior sobre la EFM. Esta marca única resulta ser un esfuerzo similar al de “Shooting in Spain”, ya que permitirá consolidar al archipiélago como plató de rodaje y promocionar sus incentivos fiscales, talento, condiciones naturales y seguridad. En la conformación de esta marca unificada, y cito textualmente a este periódico, han trabajado el Gobierno de Canarias, la Zona Especial Canaria, los siete cabildos y las empresas privadas representadas en el Cluster Audiovisual Canario.

Al consultar cada una de las webs de estas entidades, los contenidos son muy similares entre sí. La idea es responder a todas las preguntas que un hipotético productor puede tener sobre el destino, además de proporcionar información práctica y exhaustiva para facilitar su decisión. En este sentido, ¿qué busca un productor en una ciudad o territorio para escogerlo como escenario de rodaje? .La información suele centrarse en varias áreas:

Localizaciones: con una carga muy visual, como si de un folleto turístico se tratase, el objetivo es representar todos los recursos paisajísticos de la zona con impactantes imágenes. En el caso de Tenerife se potencia su diversidad: escenarios de costa, la belleza de sus playas, los paisajes naturales y su riqueza, así como lo peculiar de su arquitectura, no sólo en el ámbito rural, sino también de sus paisajes urbanos, lo que la hace muy atractiva por su gran versatilidad.

Directorio profesional: el número de personas y perfiles profesionales que una producción audiovisual es capaz de movilizar es enorme. Los productores contratan in situ a muchas empresas porque resulta más viable, práctico y económico. Por esta razón las Film Commission ofrecen un directorio exhaustivo que abarca desde los perfiles más obvios vinculados al cine como son actores, productoras, productoras de service, platós, alquiler de equipos…, hasta empresas y profesionales no vinculados directamente al negocio audiovisual como asesorías, transporte, compañías de seguros, catering…

Ventajas: en el caso de Tenerife estas ventajas son evidentes para el productor. Gracias a nuestro régimen fiscal, los productores pueden obtener retorno económico. Los incentivos fiscales de Canarias son hoy por hoy únicos en nuestro territorio nacional. Nuestro 40 por ciento de deducción fiscal es nuestro mejor reclamo para que grandes producciones aterricen en nuestro territorio. Por supuesto sin menospreciar todas las demás cualidades de nuestras islas y teniendo en cuenta que se cumplan siempre los requisitos que exige la ley.

Información de interés: en este apartado se suelen incluir una miscelánea de datos que podrían parecer no tan importantes pero que sí lo son. Hablamos del clima, lo que equivale a horas de luz y poder rodar en exteriores, del transporte y las vías de llegada, lo que equivale a permitir desplazamientos y movilidad, de la población y su perfil cultural y religión. También de la compatibilidad de los horarios, del número de alojamientos y locales de hostelería, de ocio, comunicaciones, vida cultural, tradiciones, folklore…Todos estos aspectos definen nuestra identidad cultural y son importantes.

Permisos: aquí es donde las Film Commission pueden colaborar en gran medida tramitando y favoreciendo licencias y permisos de rodaje en determinadas áreas o escenarios, no sólo urbanos, sino también restringidos, como espacios naturales singulares o patrimonio histórico.

Otros aspectos de interés son festivales de cine del lugar, contactos, enlaces, líneas de apoyo, subvenciones, asociaciones profesionales…

Este artículo tiene una segunda parte en el que Carlos Alonso, Presidente del Cabildo, nos responde a unas preguntas sobre la Tenerife Film Commission.

Marga Borreguero

Puedes descargar este artículo en el siguiente enlace

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITAL PARTNERS 21 MARZO

 

15
Mar

LOS NUEVOS HÁBITOS DEL CONSUMIDOR DE CINE

Los nuevos hábitos del consumidor de películas:  ir al cine o alquilar via streaming?

vercinenecasa

En este artículo vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre los nuevos modelos de negocio de distribución de películas, las llamadas plataformas de distribución on line como Amazon o Netflix, frente al modelo convencional de exhibición y estreno en salas, lo que los americanos denominan theatrical.

Poco o muy poco sabemos de las nuevas plataformas de Netflix o Amazon porque han aterrizado recientemente en España y otros países, (Netflix se presentó en España en octubre del 2015), pero llevan varios años operando en EEUU y ambas cuentan con una audiencia muy potente, 75 millones de usuarios por parte de Netflix y presencia en más de 190 países, y más de veinte millones en el caso de Amazon. Netflix es una compañía que ofrece alquiler de películas y series a través de una tarifa plana que el consumidor contrata y que le da acceso a un catálogo considerable de contenidos audiovisuales, tanto actuales como antiguos. Amazon es una empresa de venta on line, conocida por el público por la venta de libros, pero que también se ha iniciado en el servicio de alquiler de contenidos vía streaming. No han sido pioneras en el negocio, existían ya empresas similares, como Blockbuster en EEUU, que se dedicaban al alquiler de películas y juegos, pero que, en palabras de los expertos en medios digitales, pueden quedarse atrás al no haber entendido los nuevos comportamientos del consumidor y evolucionar hacia sus nuevos hábitos. En la oferta de contenidos de estas nuevas empresas se ofrecen temporadas de series archiconocidas y de éxito, también nacionales, además de producción propia en exclusiva, sobre todo series, que sólo pueden verse en la plataforma. “Sense8” de los hermanos Wachowsky, con nuestro compatriota Miguel Angel Silvestre, es un ejemplo de una de estas series y de su éxito entre el público con miles de descargas. Y en la actualidad están previstos un gran número de estrenos tanto de películas como de sitcom con grandes estrellas, Ashton Kutcher por poner un ejemplo, lo que quiere decir que los actores entienden este tipo de contenidos como un trabajo más, independientemente de dónde y cómo se exhiba.

Estas compañías han iniciado una carrera en la que no sólo pretenden ser vendedores en línea de series y películas antiguas o ya estrenadas. Su nueva línea de negocio y servicio al usuario, es poder ofrecerle estrenos de cine entre su oferta de contenidos como una estrategia para captar suscriptores. Netflix está adquiriendo derechos de exhibición de películas para su estreno simultáneo en streaming y salas de cine. Amazon, de forma muy similar, también ha comprado derechos de exhibición, pero respeta su estreno previo en salas.  En el pasado festival de Sundance estas empresas revolucionaron el mercado comprando los derechos de varias producciones por grandes cantidades de dinero, (la última película de Woody Allen entre ellas). Su intención, en palabras de sus directivos, es conseguir reputación de marca y apoyar cine independiente o diferente. No hay negocio publicitario de por medio, por lo que lo que ofrecen al comprar los derechos son número de hogares y suscriptores, no perfiles de público, porque no investigan a su usuario. Hasta aquí, no hay problema, el propietario de la película o serie está en disposición de decidir si vender sus derechos a una plataforma como Netflix o elegir el canal convencional de distribución de estreno en salas. Sin embargo, este nuevo modelo de exhibición, socava para muchos agentes del sector el negocio del cine tal y como lo conocíamos hasta la fecha y cuenta con más de una oposición, especialmente los propietarios de las salas.

Una película se estrena en salas de cine y debe cumplir lo que se denomina, una ventana de exhibición de noventa días antes de ser exhibida en otra plataforma de distribución: DVD o vídeo on demand. Esto garantiza el negocio de los distribuidores y propietarios de salas de cine y retroalimenta el negocio de los productores e inversores. Si el estreno se produce de forma simultánea en plataformas vía streaming y salas, el modelo de negocio se resiente y cambia de forma radical. En primer lugar, cualquier usuario puede decidir ver en su casa una película antes que ir al cine y pagar su entrada, teoría que defienden los directivos de Netflix pensando en el consumidor y su derecho a decidir, además de su comodidad. Por otro lado, la misma compañía que adquiere los derechos, sea Netflix o Amazon, podría vender la película que estrena en exclusiva a circuitos de salas de cine y no renunciar a su distribución convencional. Hasta ahora, esta nueva vía de exhibición cuenta con muy pocos simpatizantes en el sector, si Netflix compra los derechos, las salas y los distribuidores en su gran mayoría, boicotean su exhibición y la rechazan en su cartelera porque sienten amenazado su negocio.

En otro orden hay que considerar la calidad del visionado, puesto que nada tiene que ver las dimensiones de la pantalla y sonido de una sala de cine frente al televisor en casa. Tampoco es lo mismo el patrón de ocio que supone acudir a una sala frente al ver el estreno de una película en el hogar. En este sentido y según la encuesta de hábitos y prácticas culturales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2014), el hábito de ir al cine ha crecido en la población española y alcanza a un 54%. Pero también es cierto que esta misma tendencia ascendente se produce en el consumo de contenidos vía streaming y en el visionado de contenidos en todo tipo de pantallas: ordenador, tablets, móvil…En conclusión, podría afirmarse que existe espacio para ambas maneras de consumir cine, sobre todo si se trata del público joven, mucho más permeable a los cambios, pero el tiempo nos dirá si estos nuevos modelos de negocio tienen cabida en la sociedad actual.

Marga Borreguero

También puedes leer este artículo en el enlace siguiente

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITALPARTNERS 14-03-2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8
Mar

CINE EN CANARIAS. VENTAJAS FISCALES

MUNDOCINE: NUEVO ARTÍCULO DE STUDIOINDIE EN EL DÍA SOBRE VENTAJAS FISCALES DEL CINE EN CANARIAS. (7 de marzo 2016)

produccion y dinero

El Real Decreto 1022/2015 que modifica el Reglamento del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) ha dado un importante impulso a la deducción por inversiones cinematográficas y series audiovisuales. Como ya es conocido, la industria del cine tiene unas ventajas fiscales diferenciadas en Canarias respecto de las que se ofrecen en el resto del territorio nacional. En concreto, la deducción canaria goza de 20 puntos porcentuales más que la ofrecida en la Península y Baleares.

Los beneficios fiscales al cine en Canarias se articulan, fundamentalmente, a través de las siguientes deducciones:

  • Deducción por inversiones en producciones españolas: En este caso el porcentaje de deducción sería del 40% por el primer millón de euros y un 38% por el exceso. El límite máximo de esta deducción sería 5,4 millones de euros (en la Península y Baleares el límite ascendería a 3 millones de euros).
  • Deducción por gastos realizados en territorio español por producciones extranjeras: En este caso el porcentaje de deducción sería del 35%. El límite máximo de esta deducción sería 4,5 millones de euros cuando se trate de gastos realizados en Canarias (en la Península y Baleares el límite ascendería a 2,5 millones de euros).

En cualquier caso, la utilización de dichas deducciones estaría limitada en Canarias al 60% (25% en la Península y Baleares) de la cuota íntegra ajustada, grosso modo, la cantidad de impuestos a pagar.

Una vez sentado lo anterior y centrándonos en el mencionado impulso dado por el Real Decreto 1022/2015 que modifica el Reglamento del REF, es importante destacar que dicho reglamento ha establecido ciertos límites generales a la utilización por parte de un contribuyente de los distintos beneficios fiscales del REF que se calificarían como ayudas de estado bajo el prisma de la normativa comunitaria.

Las ayudas de estado que deben ser objeto de acumulación a los efectos de los límites impuestos serían las siguientes:

  • Ayudas regionales al funcionamiento:
  • Régimen especial de las empresas productoras.
  • Régimen de deducción por inversiones en Canarias, deducción por innovación tecnológica, deducción por gastos relativos a la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales, cuando las inversiones realizadasno tengan la consideración de “inversión inicial”.
  • Los incentivos de la ZEC.
  • La RIC en lo referente a materializaciones en empleo y elementos patrimoniales cuando no se considera inversión inicial y en suscripción de acciones, participaciones, instrumentos financieros o títulos valores.
  • Exenciones de entregas interiores del AIEM.
  • Las ayudas al transporte de mercancías.
  • Ayudas regionales a la inversión:
  • Los incentivos a la inversión regulados en el artículo 25 de la Ley 19/1994.
  • Régimen de deducción por inversiones en Canarias, deducción por innovación tecnológica, deducción por gastos relativos a la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales, cuando las inversiones realizadas sí tengan la consideración de “inversión inicial”.
  • La RIC en lo referente a materializaciones en elementos patrimoniales y empleo cuando sean considerados inversión inicial.
  • Otros incentivos regionales concedidos por las Administraciones Públicas o mediante fondos públicos para la realización de una inversión inicial.
  • Ayudas a las PYMES (deducción por inversiones en territorios de África Occidental y gastos de publicidad y propaganda).

Una vez definidos los distintos tipos de ayudas de estado, pasamos a exponer los nuevos límites que la normativa ha establecido respecto su acumulación en sede de un mismo contribuyente.

  • Las ayudas regionales al funcionamiento estarán limitadas al 10% del importe de neto de la cifra de negocio (17,5% para empresas dedicadas a actividades industriales).
  • A las ayudas regionales a la inversión le serán de aplicación los límites establecidos en las Directrices sobre las ayudas estales de finalidad regional para 2014-2020.
  • El importe de la de deducción por inversiones en territorios de África Occidental no podrá superar la cantidad de 7,5 millones de euros por empresa y por proyecto, mientras que el importe de la deducción por gastos de publicidad y propaganda no podrá superar la cantidad de 2 millones de euros por empresa y año.

Los anteriores límites podrían limitar en gran medida la efectividad de beneficios fiscales que históricamente las empresas canarias han utilizado para reducir su factura fiscal (i.e., RIC, Deducción por Activos Fijos Nuevos, etc.). Asimismo, realizar los análisis financiero-fiscales con el objetivo de aplicar los beneficios fiscales del REF de la manera más eficiente posible no está exento de complejidad, sobre todo en lo que respecta la RIC pues la misma no debe ser considerada a efectos del cómputo del límite en la fecha de la dotación sino en la de la materialización.

Es en este nuevo entorno donde consideramos que la deducción por inversiones cinematográficas adquiere una gran relevancia pues a la misma no le serían de aplicación ninguno de los límites expuestos anteriormente. El único límite que le sería de aplicación sería que el total de ayudas concedidas no podrán superar el umbral de los 50 millones de euros al año. Este límite según fuentes del sector sería muy difícil de superar con el volumen actual de producciones y,en cualquier caso, la productora podría obtener en un plazo de 20 días una respuesta de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) sobre si el importe de la deducción prevista no supera el umbral máximo del año. Por lo tanto, el inversor fiscal sabría de antemano a acometer su inversión si la producción cinematográfica generará la totalidad de la deducción disponible.

En base a lo anterior, consideramos que actualmente la opción de reducir la factura fiscal de un contribuyente mediante la aplicación de la deducción por inversiones cinematográficas es muy atractiva

  • Tasas de rentabilidad muy atractivas derivadas del ahorro fiscal. Esta rentabilidad es independiente de si la película tiene éxito o no y dicha rentabilidad tiene dos componentes fundamentales, por un lado la deducción y por otro las bases imponibles negativas que se generan durante los primeros años de producción y explotación.
  • Seguridad del producto fiscal basado en su estructuración, la clara posición de hacienda sobre la estructura y la aplicación del seguro de buen fin que protege la inversión del inversor en caso de que se produzca alguna incidencia que impida la finalización de la película.
  • El incentivo fiscal al cine no está afectado, a diferencia de la RIC o DIC, por las limitaciones a la acumulación de ayudas de estado recogidas en el nuevo reglamento del REF. Esto permite facilitar la toma de decisiones sobre su utilización y mantener todo el tramo de ayudas de estado disponible para ser utilizado por otros incentivos fiscales recogidos en el REF.

Puedes leer este artículo en la edición impresa del periódico en este enlace:

El Día. Mundocine. Studio Indie. 7 de marzo 2016

28
Feb

PREPARÁNDOSE PARA LOS OSCARS

OSCARS. MUNDOCINE. EL DÍA Y STUDIOINDIE. 28/02/16

STUDIOINDIE.MUNDOCINE.EL DÍA

Preparándose para los Oscars

En este año bisiesto, con un febrero que tendrá veintinueve y no veintiocho días, la cita para la ceremonia de los Oscars se acerca y ya hemos entrado de lleno en ese clima previo tan característico del evento en el que se realizan quinielas, opinan expertos, se barajan nombres y se ocupa todo el espacio mediático posible. Son ya meses los que han pasado en los que productoras y directores, intérpretes y agencias de comunicación llevan apostando por sus películas y desplegando todas sus artes comerciales y estrategias para conseguir que los 6000 miembros (aprox) de la Academia voten por sus películas y proyectos. Cuando trasciende la lista de seleccionados, menos de dos meses antes de la ceremonia, se acaba una fase de intensa promoción para aquellos que pretendían conseguir una nominación por parte del jurado, y empieza otra, la que tiene que ver con la lista de los elegidos, el recorrido por diferentes programas de televisión, las ruedas de prensa, las fiestas, las visitas al jurado…hasta que llega el gran día. Es un engranaje de tal magnitud que cuesta pensar si no estará todo previsto de antemano, porque aunque la ceremonia dura unas cuatro horas, resulta increíble la maquinaria que se despliega para que todo salga perfecto en este evento.

Los premios Oscar de la Academia son el reconocimiento más importante del cine mundial, es cierto que existen premios en otros festivales que compiten en materia de prestigio y relevancia, como pueden ser Berlin, Cannes o Venecia, pero no son comparables en repercusión mediática. Cada año se presenta la lista de las nominaciones que distinguen las mejores películas, actuaciones y aspectos técnicos de cada film. La naturaleza de estos premios es distinguir los mejores trabajos en cada una de las categorías, primando su dimensión artística y su calidad. Lo que no se considera por parte de los académicos, aunque pudiera influir, es el éxito de la cinta en términos de taquilla, de hecho gran parte de las películas nominadas e incluso premiadas a lo largo de los años han tenido resultados modestos en los cines. En ciertos casos y en opinión de algunos expertos y gurús del cine, algunas de las películas merecedoras de premio podrían no haber tenido hueco en las distribuidoras debido a su condición minoritaria y experimental. Si la recaudación fuese el único baremo para los académicos, podríamos encontrarnos con películas en la lista de nominados como Alvin y las Ardillas por poner un ejemplo (datos de Rentrak), o eternas franquicias de superhéroes;  todas ellas grandes producciones, de majors americanas en su gran mayoría, que sólo son rentables si alcanzan los primeros puestos del box office, aunque sean de factura excelente. En otros casos, ambos aspectos, éxito de taquilla y nominaciones han coincidido en algunas ceremonias, pongamos el caso de la saga de El Señor de los Anillos, Titanic, Avatar…, merecedoras de muchas estatuillas y reconocimientos y acompañadas de gran éxito de público. Lo que sí resulta innegable es, que la condición de estar nominada supone para una película un aumento considerable de su resultado en taquilla, antes de la ceremonia y después, especialmente si se ha llevado alguna estatuilla. No se trata de entrar en el debate sobre las preferencias de los académicos, la promoción importa en el proceso de votaciones, como en todos los campos, y hay productoras que invierten mucho en ello. Influyen también los contactos personales, la obtención de otros premios de prestigio (Golden Globe Awards, Sag Awards, antesalas de los Oscars), los méritos del equipo, y la propia coyuntura del momento, ya que hay argumentos que entran de lleno en los temas que comforman la agenda social y triunfan de manera automática, en este año Spotlight o La Gran Apuesta… Al final, el público lo que se lleva es una lista de películas que merecen ser vistas en opinión de los expertos y ello ayuda a la distribución y éxito del film, de la misma manera que nos influye una buena crítica en el caso de un libro. Lo que sí cabe comentar es que la edad media de los miembros de la Academia alcanza los 63 años, y este es un dato que sí puede influir en el perfil de la lista de nominados de cada año. Las preferencias y criterios de esta generación pueden no coincidir con los gustos del público más joven o con determinados temas y argumentos, también con maneras de realizar o determinados guiones.

En otro orden está la ceremonia en sí, un evento televisivo superado por muy pocos, acaso la final de la Superbowl, y que ha llegado a alcanzar a 55 millones de espectadores, si bien el año pasado no se superaron los 44 millones. La Academia de Cine, consciente de ello, puede llegar a gastar más de cuatro millones de dólares en promoción de la ceremonia, pero esto tiene su lógica, sólo el retorno en la venta de los derechos de retransmisión y publicidad supera los 90 millones, una cantidad que para la Academia supone su ingreso más importante a lo largo del año y que, gracias a él, perpetúa su existencia. Estamos hablando de las cuatro horas de retransmisión televisiva más rentables que existen, porque aun cuando no se consiga aumentar  la cifra del año anterior, el rating de audiencia al que se llega es enorme a nivel mundial. Para algunos expertos en televisión la clave de las audiencias obtenidas por la ceremonia reside en la lista de películas nominadas cada año, y en este sentido recupero el debate anterior. Si la lista de películas elegidas entra más en la categoría de cine de autor, cine independiente o en donde prima su condición artística, las audiencias  de la gala son más modestas. Si por el contrario en la lista aparecen producciones de gran éxito, el número de espectadores aumenta de forma sensible. Por esta razón algunos críticos explican la baja repercusión del año pasado, donde Birdman, película ganadora, no fue precisamente un éxito de taquilla antes de su nominación. Podríamos afirmar entonces que existe una relación evidente entre el perfil de la lista de películas de cada año y las audiencias obtenidas, lo que desde luego tiene sentido. Se trata de expectativas, de implicación personal, del conocimiento de los que optan a premio por parte del público, de notoriedad. Si la Academia buscase rentabilizar aún más económicamente el evento, empezaría por intentar llegar a una audiencia más joven. La razón es sencilla, la contratación publicitaria sería mayor y más intensa, ya que son las marcas destinadas a estos colectivos las que contemplan un gasto superior en  publicidad y están dispuestos a pagar más. Si analizamos este dato, en la actualidad la edad media del espectador de los Oscars  supera los 48 años y aumenta en cada gala. Para frenar esta tendencia, la Academia, entre otras estrategias,  busca presentadores con gancho para el público joven e invierte mucho dinero en redes sociales como medida para impactar a este segmento de audiencia. Recuerdo el famoso selfie de Ellen DeGeneres en la gala del 2014, el más retuiteado de la historia hasta la fecha, la mejor promoción que pudo haberse diseñado para este evento.

Este año las películas nominadas en la categoría de mejor película presentan unos resultados de taquilla muy aceptables, no los más elevadas del 2015, pero sí en primeros puestos del box office americano. Dos de ellas, Spotlight y La habitación, son de productoras independientes y han tenido una distribución más modesta, por lo que no pueden ser juzgadas en los mismos términos. Lo que sí puede afirmarse, es que todas ellas están dirigidas a un público adulto y exigente. La apuesta está servida, veremos con qué nos sorprende la Academia este año, no sólo porque la lista de ganadores está muy abierta, sino porque en esa incesante búsqueda por la audiencia hay que garantizar espectáculo, glamour, y diversión,  y por supuesto superar los índices de audiencia cada año.