28
Mar

TENERIFE FILM COMISSION

El siguiente artículo corresponde a la segunda parte de un reportaje que Studio Indie Capital Partners publicó en su apartado MUNDOCINE el 21 de marzo de 2016 en El Día, cuyo tema fundamental era describir las funciones de una Film Commission de cara a la promoción de la industria audiovisual y a la captación de rodajes para un territorio o ciudad.

Madrid-Presentación Productoras-010414 04 Madrid-Presentación Productoras-010414 09 Madrid-Presentación Productoras-010414 12

Studio Indie Capital Partners es miembro de la Tenerife Film Commission desde comienzos de este año 2016 y participa de todo su plan de acción promocional, así como comparte sus objetivos fundamentales y estrategias para conseguir que Tenerife sea un referente fundamental en la producción nacional y extranjera. Desde nuestra apertura de oficinas en Tenerife la pertenencia a la TFC se ha entendido como una decisión obligada, no sólo por los servicios que ofrece a sus asociados, sino porque queremos formar parte de la comunidad audiovisual en las Islas y sentirnos parte de ella.

En esta ocasión contamos con la colaboración de Carlos Alonso, Presidente del Cabildo de Tenerife, que responde a nuestras preguntas sobre la Tenerife Film Commission: sus objetivos, su importancia para los profesionales de la zona, y sus acciones de futuro.

 

  1. Ventajas y servicios que aporta la Tenerife Film Commission.

Tenerife Film Commission (TFC) se creó en el año 2000 para fomentar la producción audiovisual en la Isla, tanto de productoras locales como de las nacionales o extranjeras, y promocionar Tenerife como lugar de rodaje. Es por esta clara motivación promocional por lo que la Tenerife Film Commission es un departamento de Turismo de Tenerife, sociedad dependiente del Cabildo Insular.

La empresa canaria que opera en el sector audiovisual encuentra en la TFC una organización que le ofrece una batería de servicios y una presencia internacional con la mejor de las garantías. Además, dado que en la Film Commission existen asociados que operan en toda la cadena de valor de la industria (hoteles, coches de alquiler, empresas productoras, catering, actores o despachos jurídicos y fiscales), se crea una interesante red de colaboración entre ellas que les permite acceder a servicios profesionales de alto valor añadido.

  1. ¿Qué acciones y actividades de futuro se plantean desde la Tenerife Film Commission?

Toda la promoción que el Cabildo de Tenerife realiza para atraer rodajes de todo tipo se basan en tres argumentos. Por un lado, la variedad de localizaciones ya que Tenerife, a pesar de su reducida extensión, presenta una sorprendente conjunción de ecosistemas, paisajes y microclimas que hacen de ella un lugar único para llevar a cabo todo tipo de producciones cinematográficas, publicitarias y fotográficas. 3.000 horas de luz al año y un clima suave hacen posible la realización de rodajes en exteriores durante los 365 días del año. Por eso es una de las localizaciones más destacadas de Europa.

De otro lado, está la calidad de la industria local. Tenerife cuentan con un amplio tejido empresarial dedicado a la producción audiovisual dotado de las más avanzadas tecnologías y los mejores profesionales para apoyar y dar servicios a producciones de cualquier magnitud. De esta forma, esta industria puede dar servicios profesionales para todo tipo de producciones.

Además, y gracias al Régimen Económico Fiscal de Canarias, existen unos potentes incentivos que pueden llegar hasta el 35 % de deducción para el caso de una producción extranjera o el 40 % para una producción nacional o coproducción.

En el propio destino, la TFC  facilita a las productoras y empresas del sector cualquier tipo de rodaje en nuestra Isla a través  del asesoramiento personalizado y profesional, una completa posibilidad de localizaciones, la gestión de los permisos así como la posibilidad de contratación de otros servicios adicionales.

En cuanto a la promoción exterior, el Cabildo quiere redoblar los esfuerzos para dar a conocer en el exterior las bondades de venir a rodar a Tenerife tanto en ferias especializadas como en presentaciones más específicas.

3- ¿Cómo se plantea la TFE la promoción de Tenerife como escenario de rodaje?

Además de nuestras líneas de trabajo esenciales, que ya he comentado anteriormente, queremos intensificar nuestro esfuerzo de promoción exterior a través de la plataforma Why Tenerife?, dedicada a atraer inversión a nuestra Isla. Con esta colaboración, tendremos más y mejor presencia internacional para dar a conocer las bondades de rodar en Tenerife.

Y, por otro lado, desde finales del año pasado se ha puesto en marcha una estrategia regional para dar a conocer los incentivos fiscales de Canarias, baja una marca única. Este acuerdo de las cinco Film Commission, con la colaboración del Gobierno de Canarias, el Consorcio ZEC y el Clúster Audiovisual de Canarias, posibilita acudir a las principales citas internacionales bajo un paraguas único.

Puedes descargarte esta noticia en el siguiente enlace

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITAL PARTNERS 28 MARZO

 

 

25
Mar

¿QUÉ ES UNA FILM COMMISSION?

tenerife-logo-negro

Una Film Commision es una entidad, generalmente sin ánimo de lucro y vinculada a la administración local y sus oficinas de turismo, que tiene como objetivo fundamental la captación de rodajes (películas, televisión, publicidad…), para la zona en la que opera. Estas entidades nacen con la voluntad de desarrollar la industria audiovisual de su entorno así como a sus profesionales, además de proporcionar información específica a los productores sobre los recursos y características de la zona que representa. Con este catálogo de recursos buscan facilitar la elección del destino como escenario de rodaje para potenciales productores y empresas del audiovisual.

No todas las Films Commission tienen áreas de actuación equivalentes, existen entidades vinculadas a una ciudad, generalmente denominadas film office, y otras, de mayor envergadura, que trabajan para un país o una región y/o autonomía. En todos los casos trabajan para promover la elección del destino y conseguir traer producción audiovisual. La razón es evidente, una gran producción internacional, consigue atraer riqueza, no sólo por el beneficio económico que pueda suponer, sino también por los puestos de trabajo que crea, el volumen de negocio que permite, la contratación de empresas y profesionales vinculadas a producción (transporte, catering, localizaciones, decorados, equipos…), y no menos importante, la promoción indirecta que supone del propio destino.

Las Films Commission son un modelo internacionalmente aceptado e imitado en todos los países que pretenden captar producción audiovisual y también en aquellos destinos que suelen ser objeto de rodajes, bien por sus recursos históricos, bien por su identidad cultural. Son ellas las que realizan, en colaboración con agentes del sector, la promoción de la marca país en ferias del audiovisual, canalizando los esfuerzos de todos las empresas y profesionales que están asociadas a sus servicios. En España existe la SPAIN FILM COMMISSION, que cuenta en estos momentos con 22 miembros, tanto comunidades autónomas como Ayuntamientos y que además es miembro de la EUROPEAN FILM COMMISSION NETWORK, una red a nivel europeo. A nivel internacional, existe la Association of Film Commissioners International, que agrupa a más de 300 miembros a nivel mundial, con gran presencia de entidades españolas. Nuestro país ofrece un escenario promocional “SHOOTING IN SPAIN”, que presenta todas las ventajas y recursos para ser escenario de rodajes de todo tipo. Gracias a nuestra diversidad cultural, variedad de paisajes y localizaciones, buen clima, grandes profesionales y empresas en el sector del cine, hemos sido escenario de grandes películas desde hace muchos años.

La razón de ser de estas entidades se articula en base a unos servicios claros que dan apoyo “profesional, logístico, administrativo, de gerencia o empresarial, a las productoras y empresas del sector, pero además llevan a cabo informes, participan en foros de debate, canalizan y coordinan la labor de varias instituciones que pertenecen al audiovisual, y facilitan la gestión de autorizaciones, licencias y permisos para rodar en un territorio determinado.

En Canarias todas las islas han creado su propia film commission y en todos los casos en dependencia de la Administración local, probablemente con la intención de aprovechar el régimen fiscal que ofrecen las Islas y la especial identidad de sus paisajes y recursos naturales. De todas ellas, Gran Canaria, La Palma, Lanzarote y Tenerife, pertenecen además a la Spain Film Commission, demostrando así la necesidad de trascender nuestras fronteras y estar presente en la promoción internacional como opción de futuro y generadora de beneficios.

La Comunidad Autónoma de Canarias se promociona por primera vez con una marca única como destino de rodaje de producciones cinematográficas, una iniciativa del Gobierno de Canarias para coordinar las actuaciones que desarrollan los cabildos insulares y los agentes privados. “Canary Island Film” es el nombre de la marca promocional, que fue presentada por primera vez en el festival internacional de cine alemán Berlinale y del que Studio Indie Capital Partners ya dio cuenta en un artículo anterior sobre la EFM. Esta marca única resulta ser un esfuerzo similar al de “Shooting in Spain”, ya que permitirá consolidar al archipiélago como plató de rodaje y promocionar sus incentivos fiscales, talento, condiciones naturales y seguridad. En la conformación de esta marca unificada, y cito textualmente a este periódico, han trabajado el Gobierno de Canarias, la Zona Especial Canaria, los siete cabildos y las empresas privadas representadas en el Cluster Audiovisual Canario.

Al consultar cada una de las webs de estas entidades, los contenidos son muy similares entre sí. La idea es responder a todas las preguntas que un hipotético productor puede tener sobre el destino, además de proporcionar información práctica y exhaustiva para facilitar su decisión. En este sentido, ¿qué busca un productor en una ciudad o territorio para escogerlo como escenario de rodaje? .La información suele centrarse en varias áreas:

Localizaciones: con una carga muy visual, como si de un folleto turístico se tratase, el objetivo es representar todos los recursos paisajísticos de la zona con impactantes imágenes. En el caso de Tenerife se potencia su diversidad: escenarios de costa, la belleza de sus playas, los paisajes naturales y su riqueza, así como lo peculiar de su arquitectura, no sólo en el ámbito rural, sino también de sus paisajes urbanos, lo que la hace muy atractiva por su gran versatilidad.

Directorio profesional: el número de personas y perfiles profesionales que una producción audiovisual es capaz de movilizar es enorme. Los productores contratan in situ a muchas empresas porque resulta más viable, práctico y económico. Por esta razón las Film Commission ofrecen un directorio exhaustivo que abarca desde los perfiles más obvios vinculados al cine como son actores, productoras, productoras de service, platós, alquiler de equipos…, hasta empresas y profesionales no vinculados directamente al negocio audiovisual como asesorías, transporte, compañías de seguros, catering…

Ventajas: en el caso de Tenerife estas ventajas son evidentes para el productor. Gracias a nuestro régimen fiscal, los productores pueden obtener retorno económico. Los incentivos fiscales de Canarias son hoy por hoy únicos en nuestro territorio nacional. Nuestro 40 por ciento de deducción fiscal es nuestro mejor reclamo para que grandes producciones aterricen en nuestro territorio. Por supuesto sin menospreciar todas las demás cualidades de nuestras islas y teniendo en cuenta que se cumplan siempre los requisitos que exige la ley.

Información de interés: en este apartado se suelen incluir una miscelánea de datos que podrían parecer no tan importantes pero que sí lo son. Hablamos del clima, lo que equivale a horas de luz y poder rodar en exteriores, del transporte y las vías de llegada, lo que equivale a permitir desplazamientos y movilidad, de la población y su perfil cultural y religión. También de la compatibilidad de los horarios, del número de alojamientos y locales de hostelería, de ocio, comunicaciones, vida cultural, tradiciones, folklore…Todos estos aspectos definen nuestra identidad cultural y son importantes.

Permisos: aquí es donde las Film Commission pueden colaborar en gran medida tramitando y favoreciendo licencias y permisos de rodaje en determinadas áreas o escenarios, no sólo urbanos, sino también restringidos, como espacios naturales singulares o patrimonio histórico.

Otros aspectos de interés son festivales de cine del lugar, contactos, enlaces, líneas de apoyo, subvenciones, asociaciones profesionales…

Este artículo tiene una segunda parte en el que Carlos Alonso, Presidente del Cabildo, nos responde a unas preguntas sobre la Tenerife Film Commission.

Marga Borreguero

Puedes descargar este artículo en el siguiente enlace

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITAL PARTNERS 21 MARZO

 

15
Mar

LOS NUEVOS HÁBITOS DEL CONSUMIDOR DE CINE

Los nuevos hábitos del consumidor de películas:  ir al cine o alquilar via streaming?

vercinenecasa

En este artículo vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre los nuevos modelos de negocio de distribución de películas, las llamadas plataformas de distribución on line como Amazon o Netflix, frente al modelo convencional de exhibición y estreno en salas, lo que los americanos denominan theatrical.

Poco o muy poco sabemos de las nuevas plataformas de Netflix o Amazon porque han aterrizado recientemente en España y otros países, (Netflix se presentó en España en octubre del 2015), pero llevan varios años operando en EEUU y ambas cuentan con una audiencia muy potente, 75 millones de usuarios por parte de Netflix y presencia en más de 190 países, y más de veinte millones en el caso de Amazon. Netflix es una compañía que ofrece alquiler de películas y series a través de una tarifa plana que el consumidor contrata y que le da acceso a un catálogo considerable de contenidos audiovisuales, tanto actuales como antiguos. Amazon es una empresa de venta on line, conocida por el público por la venta de libros, pero que también se ha iniciado en el servicio de alquiler de contenidos vía streaming. No han sido pioneras en el negocio, existían ya empresas similares, como Blockbuster en EEUU, que se dedicaban al alquiler de películas y juegos, pero que, en palabras de los expertos en medios digitales, pueden quedarse atrás al no haber entendido los nuevos comportamientos del consumidor y evolucionar hacia sus nuevos hábitos. En la oferta de contenidos de estas nuevas empresas se ofrecen temporadas de series archiconocidas y de éxito, también nacionales, además de producción propia en exclusiva, sobre todo series, que sólo pueden verse en la plataforma. “Sense8” de los hermanos Wachowsky, con nuestro compatriota Miguel Angel Silvestre, es un ejemplo de una de estas series y de su éxito entre el público con miles de descargas. Y en la actualidad están previstos un gran número de estrenos tanto de películas como de sitcom con grandes estrellas, Ashton Kutcher por poner un ejemplo, lo que quiere decir que los actores entienden este tipo de contenidos como un trabajo más, independientemente de dónde y cómo se exhiba.

Estas compañías han iniciado una carrera en la que no sólo pretenden ser vendedores en línea de series y películas antiguas o ya estrenadas. Su nueva línea de negocio y servicio al usuario, es poder ofrecerle estrenos de cine entre su oferta de contenidos como una estrategia para captar suscriptores. Netflix está adquiriendo derechos de exhibición de películas para su estreno simultáneo en streaming y salas de cine. Amazon, de forma muy similar, también ha comprado derechos de exhibición, pero respeta su estreno previo en salas.  En el pasado festival de Sundance estas empresas revolucionaron el mercado comprando los derechos de varias producciones por grandes cantidades de dinero, (la última película de Woody Allen entre ellas). Su intención, en palabras de sus directivos, es conseguir reputación de marca y apoyar cine independiente o diferente. No hay negocio publicitario de por medio, por lo que lo que ofrecen al comprar los derechos son número de hogares y suscriptores, no perfiles de público, porque no investigan a su usuario. Hasta aquí, no hay problema, el propietario de la película o serie está en disposición de decidir si vender sus derechos a una plataforma como Netflix o elegir el canal convencional de distribución de estreno en salas. Sin embargo, este nuevo modelo de exhibición, socava para muchos agentes del sector el negocio del cine tal y como lo conocíamos hasta la fecha y cuenta con más de una oposición, especialmente los propietarios de las salas.

Una película se estrena en salas de cine y debe cumplir lo que se denomina, una ventana de exhibición de noventa días antes de ser exhibida en otra plataforma de distribución: DVD o vídeo on demand. Esto garantiza el negocio de los distribuidores y propietarios de salas de cine y retroalimenta el negocio de los productores e inversores. Si el estreno se produce de forma simultánea en plataformas vía streaming y salas, el modelo de negocio se resiente y cambia de forma radical. En primer lugar, cualquier usuario puede decidir ver en su casa una película antes que ir al cine y pagar su entrada, teoría que defienden los directivos de Netflix pensando en el consumidor y su derecho a decidir, además de su comodidad. Por otro lado, la misma compañía que adquiere los derechos, sea Netflix o Amazon, podría vender la película que estrena en exclusiva a circuitos de salas de cine y no renunciar a su distribución convencional. Hasta ahora, esta nueva vía de exhibición cuenta con muy pocos simpatizantes en el sector, si Netflix compra los derechos, las salas y los distribuidores en su gran mayoría, boicotean su exhibición y la rechazan en su cartelera porque sienten amenazado su negocio.

En otro orden hay que considerar la calidad del visionado, puesto que nada tiene que ver las dimensiones de la pantalla y sonido de una sala de cine frente al televisor en casa. Tampoco es lo mismo el patrón de ocio que supone acudir a una sala frente al ver el estreno de una película en el hogar. En este sentido y según la encuesta de hábitos y prácticas culturales del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2014), el hábito de ir al cine ha crecido en la población española y alcanza a un 54%. Pero también es cierto que esta misma tendencia ascendente se produce en el consumo de contenidos vía streaming y en el visionado de contenidos en todo tipo de pantallas: ordenador, tablets, móvil…En conclusión, podría afirmarse que existe espacio para ambas maneras de consumir cine, sobre todo si se trata del público joven, mucho más permeable a los cambios, pero el tiempo nos dirá si estos nuevos modelos de negocio tienen cabida en la sociedad actual.

Marga Borreguero

También puedes leer este artículo en el enlace siguiente

MUNDOCINE. STUDIOINDIECAPITALPARTNERS 14-03-2013

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8
Mar

CINE EN CANARIAS. VENTAJAS FISCALES

MUNDOCINE: NUEVO ARTÍCULO DE STUDIOINDIE EN EL DÍA SOBRE VENTAJAS FISCALES DEL CINE EN CANARIAS. (7 de marzo 2016)

produccion y dinero

El Real Decreto 1022/2015 que modifica el Reglamento del Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) ha dado un importante impulso a la deducción por inversiones cinematográficas y series audiovisuales. Como ya es conocido, la industria del cine tiene unas ventajas fiscales diferenciadas en Canarias respecto de las que se ofrecen en el resto del territorio nacional. En concreto, la deducción canaria goza de 20 puntos porcentuales más que la ofrecida en la Península y Baleares.

Los beneficios fiscales al cine en Canarias se articulan, fundamentalmente, a través de las siguientes deducciones:

  • Deducción por inversiones en producciones españolas: En este caso el porcentaje de deducción sería del 40% por el primer millón de euros y un 38% por el exceso. El límite máximo de esta deducción sería 5,4 millones de euros (en la Península y Baleares el límite ascendería a 3 millones de euros).
  • Deducción por gastos realizados en territorio español por producciones extranjeras: En este caso el porcentaje de deducción sería del 35%. El límite máximo de esta deducción sería 4,5 millones de euros cuando se trate de gastos realizados en Canarias (en la Península y Baleares el límite ascendería a 2,5 millones de euros).

En cualquier caso, la utilización de dichas deducciones estaría limitada en Canarias al 60% (25% en la Península y Baleares) de la cuota íntegra ajustada, grosso modo, la cantidad de impuestos a pagar.

Una vez sentado lo anterior y centrándonos en el mencionado impulso dado por el Real Decreto 1022/2015 que modifica el Reglamento del REF, es importante destacar que dicho reglamento ha establecido ciertos límites generales a la utilización por parte de un contribuyente de los distintos beneficios fiscales del REF que se calificarían como ayudas de estado bajo el prisma de la normativa comunitaria.

Las ayudas de estado que deben ser objeto de acumulación a los efectos de los límites impuestos serían las siguientes:

  • Ayudas regionales al funcionamiento:
  • Régimen especial de las empresas productoras.
  • Régimen de deducción por inversiones en Canarias, deducción por innovación tecnológica, deducción por gastos relativos a la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales, cuando las inversiones realizadasno tengan la consideración de “inversión inicial”.
  • Los incentivos de la ZEC.
  • La RIC en lo referente a materializaciones en empleo y elementos patrimoniales cuando no se considera inversión inicial y en suscripción de acciones, participaciones, instrumentos financieros o títulos valores.
  • Exenciones de entregas interiores del AIEM.
  • Las ayudas al transporte de mercancías.
  • Ayudas regionales a la inversión:
  • Los incentivos a la inversión regulados en el artículo 25 de la Ley 19/1994.
  • Régimen de deducción por inversiones en Canarias, deducción por innovación tecnológica, deducción por gastos relativos a la producción y exhibición de espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales, cuando las inversiones realizadas sí tengan la consideración de “inversión inicial”.
  • La RIC en lo referente a materializaciones en elementos patrimoniales y empleo cuando sean considerados inversión inicial.
  • Otros incentivos regionales concedidos por las Administraciones Públicas o mediante fondos públicos para la realización de una inversión inicial.
  • Ayudas a las PYMES (deducción por inversiones en territorios de África Occidental y gastos de publicidad y propaganda).

Una vez definidos los distintos tipos de ayudas de estado, pasamos a exponer los nuevos límites que la normativa ha establecido respecto su acumulación en sede de un mismo contribuyente.

  • Las ayudas regionales al funcionamiento estarán limitadas al 10% del importe de neto de la cifra de negocio (17,5% para empresas dedicadas a actividades industriales).
  • A las ayudas regionales a la inversión le serán de aplicación los límites establecidos en las Directrices sobre las ayudas estales de finalidad regional para 2014-2020.
  • El importe de la de deducción por inversiones en territorios de África Occidental no podrá superar la cantidad de 7,5 millones de euros por empresa y por proyecto, mientras que el importe de la deducción por gastos de publicidad y propaganda no podrá superar la cantidad de 2 millones de euros por empresa y año.

Los anteriores límites podrían limitar en gran medida la efectividad de beneficios fiscales que históricamente las empresas canarias han utilizado para reducir su factura fiscal (i.e., RIC, Deducción por Activos Fijos Nuevos, etc.). Asimismo, realizar los análisis financiero-fiscales con el objetivo de aplicar los beneficios fiscales del REF de la manera más eficiente posible no está exento de complejidad, sobre todo en lo que respecta la RIC pues la misma no debe ser considerada a efectos del cómputo del límite en la fecha de la dotación sino en la de la materialización.

Es en este nuevo entorno donde consideramos que la deducción por inversiones cinematográficas adquiere una gran relevancia pues a la misma no le serían de aplicación ninguno de los límites expuestos anteriormente. El único límite que le sería de aplicación sería que el total de ayudas concedidas no podrán superar el umbral de los 50 millones de euros al año. Este límite según fuentes del sector sería muy difícil de superar con el volumen actual de producciones y,en cualquier caso, la productora podría obtener en un plazo de 20 días una respuesta de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) sobre si el importe de la deducción prevista no supera el umbral máximo del año. Por lo tanto, el inversor fiscal sabría de antemano a acometer su inversión si la producción cinematográfica generará la totalidad de la deducción disponible.

En base a lo anterior, consideramos que actualmente la opción de reducir la factura fiscal de un contribuyente mediante la aplicación de la deducción por inversiones cinematográficas es muy atractiva

  • Tasas de rentabilidad muy atractivas derivadas del ahorro fiscal. Esta rentabilidad es independiente de si la película tiene éxito o no y dicha rentabilidad tiene dos componentes fundamentales, por un lado la deducción y por otro las bases imponibles negativas que se generan durante los primeros años de producción y explotación.
  • Seguridad del producto fiscal basado en su estructuración, la clara posición de hacienda sobre la estructura y la aplicación del seguro de buen fin que protege la inversión del inversor en caso de que se produzca alguna incidencia que impida la finalización de la película.
  • El incentivo fiscal al cine no está afectado, a diferencia de la RIC o DIC, por las limitaciones a la acumulación de ayudas de estado recogidas en el nuevo reglamento del REF. Esto permite facilitar la toma de decisiones sobre su utilización y mantener todo el tramo de ayudas de estado disponible para ser utilizado por otros incentivos fiscales recogidos en el REF.

Puedes leer este artículo en la edición impresa del periódico en este enlace:

El Día. Mundocine. Studio Indie. 7 de marzo 2016